---------------------------------------------------------------------------------Jirón Carabaya Nº 719, Oficina Nº 114, Cercado de Lima----------------------------------------------------------

15 enero 2011

Principios de la conciliación y mediación


Carlos G. Espinoza Rondón 
DESDE EL TIGRE.- A los efectos de la Ley sobre procedimientos especiales en materia de protección familiar  de niños, niñas y adolescentes (NNA),  veamos los principios de la conciliación y la mediación.
Principio de  compromiso de favorecerla: es la comparecencia  obligatoria y la participación activa y de buena fe. Principio de protagonismo y autodeterminación: los participantes deben alcanzar los acuerdos por sí mismos, tomando la decisión en forma libre y sin imposiciones. Principio de voluntariedad: los participantes  tienen la libertad plena  para celebrar o no acuerdos,  sin constreñimiento o presiones. Principio de inmediatez: la comparencia personalísima,  en la participación  de la mediación, conciliación y la obligatoriedad de asistir a las sesiones. Principio de flexibilidad: la adaptación al caso en concreto y la particularidad del caso, del conflicto familiar, que permitan alcanzar  acuerdo justos y estables. Principio  de imparcialidad: los mediadores y conciliadores deben  tratar a los involucrados  con igualdad y sin discriminación. Principio de neutralidad: los directores deben procurar el respecto pluricultural   de las familias, sin imponer sus propios valores y  su cosmovisión.
Principio de satisfacción de los intereses:  los acuerdos deben  expresar la satisfacción equilibrada  de las necedades e intereses de los involucrados, privilegiando los derechos humanos de los NNA. Principio del intereses superiores: el conciliador o mediador, debe velar y garantizar los derechos humanos, garantías y deberes  de los NNA.
Principio del proceso educativo: los intervinientes deben ser informados y formados, de cada actividad y de lo mecanismos judiciales existentes.
Principio de la buena fe: todos los participantes deben observar una conducta  signada por la honestidad, lealtad y sinceridad de los alegatos, evitando la desnaturalización de los fines de los medios alternos,  los abusos  de derecho y los fraudes  a la ley.
Principio de confidencialidad: por naturaleza,   estos medios son  esencialmente secretos, para todos los integrantes o participantes,  todos tienen la obligación de mantener ocultos los hechos  conversados,  de igual forma la confidencialidad  se extiende a mediadores y conciliadores.   Tal principio, inhabilita como testigos a los participantes para intervenir en procesos judiciales que tengan como controversia  el asunto tratado. 
Principio de oralidad: todos los actos, tanto en los procesos administrativos como judiciales,  deben ser expuestos en forma oral, esto no obstaculiza   que se  formen expedientes, levanta actas sucintas,  sin transcribir hechos.